fbpx

Propósitos de Año Nuevo en las empresas, algo más que simples deseos

Empezar un nuevo año marca un “borrón y cuenta nueva”, tenemos la posibilidad de mejorar las cosas que hicimos en años anteriores y comenzar con nuevos objetivos que se establecieron en el año que terminó.

Los propósitos o metas son importantes, marcan el resultado que deseamos obtener a nivel empresarial, además, son medibles, esto con el objetivo de alcanzar el éxito. De no conseguirse podemos decir que no estamos llevando a la empresa por el camino deseado y no fomentamos el impacto positivo organizacionalmente.

Entre los propósitos empleados por algunas organizaciones podemos enumerar los siguientes:

  • Emplear la eficiencia, como es la mejora de procesos, el inicio de este 2018 es momento de plantearse en el tema y no dejar “cabos sueltos”. Mejorar las relaciones comerciales, la productividad, la logística, no olvidando los procesos administrativos que son parte fundamental.
  • La motivación a nivel organizacional, se avecinan tiempos difíciles para México, año de elecciones, cambios en TLCAN, aumento de precios, todo esto lleva a un desgaste emocional por parte de los colaboradores, a nivel personal, es una situación bastante complicada, aunado a todo, en el trabajo hay malas relaciones entre compañeros o procesos mal definidos que ponen a cualquiera tenso. Por esto, este nuevo año es momento de replantearse que lo más importante que es el capital humano, la motivación e integración entre todos los colaboradores debe ser indispensable, revisar sueldos, salarios, comisiones, fomentar la seguridad y hacerles partícipes de las decisiones empresariales. El éxito de una empresa empieza por tener colaboradores “que tengan la camiseta puesta”.
  • Iniciar buenos hábitos en la oficina, como periodos de descanso, un tiempo fuera, conocer al del cubículo de al lado que muchas veces solo saludamos.
  • La coordinación, no importando si se trabaja en remoto, desde otros estados o países, incluso en diferentes pisos, esto ayuda a tener una forma de trabajo más coordinada, llegando más rápido a las metas propuestas.
  • Desarrollas habilidades y aprender nuevas, para mejorar nuestro propio potencial.
  • Ayudar a quien lo necesita, suena trillado, pero ¿en verdad ayudamos a nuestros compañeros de trabajo?, esta labor es importante, a veces por egoísmo, dejamos que el otro se quiebre la cabeza en realizar un proceso, pensando, que nos puede quitar el ascenso, pero, para ser un buen líder es importante colaborar con los demás, haciendo que las tareas del día a día se realicen más rápido, esto también lo ven los jefes.
  • Obtener nuevos clientes y depurar, eliminar los clientes impuntuales, quitarnos las situaciones de riesgo con tal de tener nuevos prospectos, ya que esto puede provocar una mala transacción empresarial. Conservar los nuevos clientes, afianzando todos los que hacen mejores prácticas en la empresa y claro que nos traen mejores beneficios.
  • El más importante, celebrar los éxitos, esto también incluye propagar las buenas noticias, a nuestros proveedores, clientes, familia y colaboradores, por medio de correos, redes sociales, entre otros tantos medios de comunicación que actualmente existen.

Esperamos que tus propósitos empresariales tengan tanto éxito, se lleven a cabo y que este nuevo año sea próspero, de mucho crecimiento y fructífero.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *